UN POCO DE HISTORIA : Edward O. Wilson – Altruismo hecho Ciencia

A pocos días de concluir el año 2021, nos llegó la triste noticia del fallecimiento de Edwar O. Wilson, una de las mentes científicas más lúcidas e influyentes de los últimos tiempos. La enorme cantidad de libros y artículos científicos escritos en su larga vida, perfilan la sólida imagen de un científico que amaba la vida y el conocimiento. Capaz de sintetizar y divulgar ideas como ningún otro, su valiente enfoque científico no le hizo titubear a la hora de expresar sus convicciones, a menudo frente auditorios oportunistas y poco receptivos. La voz poética con la que llegó a todos sus lectores y oyentes permitió ampliar el conocimiento que tenemos de nosotros como especie y entender un poco mejor el funcionamiento de este «pálido punto azul» en el que vivimos.

Wilson, considerado el padre de la biodiversidad y la sociobiología, abordó múltiples temas de investigación. Uno de los que más llaman nuestra atención, por su interés y por haber sido centro de discusiones y largos debates científicos, es la teoría de la evolución eusocial del ser humano, el nivel más alto de organización social en la vida animal, lograda, según Wilson, gracias a la selección natural multinivel. La selección multinivel consiste en el desarrollo simultáneo de dos fuerzas que crecen al amparo de los grupos humanos. La primera, el egoísmo, que sería el resultado de la selección individual; la segunda, el altruismo, que sería el resultado de la selección de grupo. Ambas fuerzas entran en tensión, como en el juego de la cuerda en una gincana, dando como resultado el comportamiento humano y el funcionamiento de los grupos que tejieron nuestras sociedades. Es, sin duda, una teoría que parece hecha a la medida para los tiempos de pandemia que vivimos y con la que podríamos explicar cómo grandes actos altruistas durante la primera y segunda ola de contagios, se altenaron con múltiples actos egoístas de individuos dentro de nuestra sociedad.

Hecha también a la medida de los tiempos que vivimos es su teoría sobre el «medio planeta». La sorprendente recuperación de los espacios naturales sin la presencia del hombre durante la pandemia, es un indicador claro de la necesidad de establecer estrategias que nos permitan mantener la mitad del planeta fuera del alcance de los impactos y la destrucción humana. Solo así conseguiríamos recuperar y vivir en un planeta que no necesita de nosotros para funcionar. Gracias por todo Edward O. Wilson. © MMB

Melodie Francoise Vasquez Wong

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment