La Flor de Aguaje: un recurso que alimenta

En la Amazonía peruana se consumen más de 130 tipos de frutas que provienen de los bosques naturales, siendo la fruta de la palmera de aguaje Mauritia flexuosa la más conocida y consumida. El aguaje es una de las palmeras más conocidas y abundantes en la Amazonía, alcanza los 35 metros de altura y crece en manchales en áreas pantanosas conocidas como aguajales. Se estima que en la Amazonía peruana existen más de cinco millones de hectáreas de aguajales. La densidad en estos aguajales no intervenidos puede superar los 380 individuos por hectárea, lo que nos da una idea precisa de la dominancia que esta palmera tiene en nuestra Amazonía.

Estos aguajales brindan servicios ecosistémicos por la biodiversidad asociada y por el secuestro de carbono, además, tienen un valor socioeconómico para las comunidades indígenas y ribereñas, siendo una palmera de gran importancia ecológica, cultural, social y económica en la Amazonía peruana. Su importancia cultural se refleja en las más de doce partes usadas de la palmera por los pobladores amazónicos.

«Los almacenan bajo sus suelos una importante cantidad de carbono en forma de turba. La destrucción de los aguajales podría liberar a la atmósfera millones de toneladas de carbono; por este motivo, su conservación es vital para el equilibrio climático del planeta «

La parte más usada son los frutos. Solo en la ciudad de Iquitos se consumen 206 toneladas de frutos de aguaje por año. El fruto del aguaje es rico en βcarotenos (Provitamina A), tocoferol (vitamina E), ácido ascórbico 14 (vitamina C), antioxidantes y ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6).

Siendo una palmera tan abundante y tan ampliamente utilizada en la Amazonia, podríamos pensar que ya conocemos todo acerca del aguaje, pero las últimas investigaciones realizadas en la Amazonía nos sorprenden gratamente.

Existen muchas iniciativas y trabajos de investigación sobre la producción, manejo y uso sostenible del aguaje, principalmente enfocados en las palmeras de sexo femenino, que son las que proporcionan los frutos. Pero no se ha dado mucha atención a las palmeras de sexo masculino, solo existen algunos estudios que se han enfocado en su contribución a la polinización y algunas iniciativas que han intentado usar sus troncos caídos para la producción del suri (la larva del escarabajo Rhynchophorus palmarum), muy apetecido por la población amazónica.

El Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana está llevando a cabo una investigación en la que se intenta determinar el valor nutricional de las flores de las palmeras machos.

Los resultados preliminares obtenidos, que serán publicados en la revista Folia Amazonía, muestran que las flores tienen valores más altos en proteína, fibra y carbohidratos que la pulpa del fruto cosechada en las palmeras hembra. El alto contenido de proteína en las flores de los aguajes machos podría ser una alternativa para obtener proteína vegetal que permita mejorar los índices nutricionales en las poblaciones humanas que viven cerca a los aguajales, abriendo también la posibilidad de una comercialización de este recurso forestal no maderable.

“El escalamiento de la palmera de
aguaje para cosechar sus frutos o sus
flores permitirá manejar sosteniblemente la especie y conservarla”

En poblaciones naturales no intervenidas, se estima que el 50% de aguajes serían hembras y el 50% serían machos, el aprovechamiento de las flores podría vincularse al aprovechamiento sostenible de los frutos y/u otros recursos naturales presentes en los aguajales, respetando siempre una proporción de aguajes machos para la polinización y empleando las mismas técnicas de escalada usadas para cosechar el fruto en las palmeras hembras.

El manejo de las flores evitaría el aprovechamiento destructivo, dando valor a las palmeras de sexo masculino y generando ingresos a partir del aprovechamiento sostenible de los frutos y de las flores. Esto permitiría aumentar el valor de los aguajales, hasta ahora focalizado exclusivamente en los frutos de las palmeras hembras, generar ingresos para las poblaciones rurales, basados en el manejo sostenible de las palmeras hembras y machos, y conservar una especie de palmera emblemática de la Amazonía a la que todos los amazónicos le debemos tanto.

© Dirección de Investigación en Manejo Integral del Bosque y Servicios Ecosistémicos – IIAP.

LECTURAS SUGERIDAS

PARA MÁS INFORMACIÓN

ndavila@iiap.gob.pe

ddelcastillo@iiap.gob.pe

gvargas@iiap.gob.pe

Melodie Francoise Vasquez Wong

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment